CCOO de Pensionistas y Jubilados presenta los datos del Observatorio de las Personas Mayores

    El Sindicato Provincial de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Cádiz junto a la Federación Estatal y andaluza del mismo sindicato, presentó ayer los datos del “Observatorio de las personas mayores para un envejecimiento activo”.

    20/06/2018.
    Rueda de prensa en Cádiz

    Rueda de prensa en Cádiz

    20/06/2018.

    La secretaria general de CCOO de Cádiz, Lola Rodríguez, junto a los secreatarios generales estatal, de Andalucía, y de Cádiz, de la Federación de Pensionistas de CCOO, Julián Gutiérrez, Enrique Fernández y Manuel Bassecourt, respectivamente, en rueda de prensa celebrada ayer día 19 de Junio, hicieron un amplio repaso a la problemática que tienen los pensionistas y jubilados, diferencias salariales, que tienen unas consecuencias muy relevantes, no solo sobre la calidad de vida actual sino también en el futuro, en la cuantía de las pensiones de jubilación en los siguientes años de vida. Teniendo en cuenta los datos que hemos observando en los últimos 15 años de vida laboral de las mujeres, cabe esperar que sus pensiones serán menos y peores. Hacer frente a estas desigualdades precisa una apuesta política real para fomentar la responsabilidad colectiva y valoración de los trabajos reproductivos y de cuidados, acabar con las discriminaciones en el mercado laboral y, al mismo tiempo, desarrollar sistemas que compensen las desigualdades, asegurando el derecho a la calidad de vida y los recursos en la vejez de todas las personas.

    Pese a que el proceso de envejecimiento empezó algunos años más tarde que en otros países del entorno, España se encuentra actualmente entre los países con mayor proporción de población mayor. Hoy por hoy, cerca del 19% de la población española tiene 65 o más años, cuando hace 20 años el porcentaje era de 16,3%. Además, el porcentaje de mayores entre los mayores es aún más acentuado. En 1998, tan solo un 1,68% de la población tenía 85 o más años; en los datos provisionales de 2017 estas personas ya representan más del 3% de la población.

    Las personas mayores son sustentadoras principales de un 29,50% de los hogares. En 2016, un 17,9% de los hogares estaba sostenido principalmente con los recursos de un hombre mayor, y un 11,6% por los de una mujer mayor. Cada año, va aumentando esta relevancia de los recursos de las personas mayores, de la mano del aumento del porcentaje de personas mayores. Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa recogen que existen 3,8 millones de hogares cuya persona de referencia es jubilada. En la mayor parte de los casos se trata de personas jubiladas que viven con otra persona (47%) o que viven solas (34%). Con la crisis económica, el sistema público de pensiones se convirtió en una fuente de recursos económicos no sólo para las personas jubiladas, sino también para su descendencia en un contexto de desempleo y precariedad crecientes. Según la Encuesta de Presupuestos Familiares, el 34,8% de los hogares tenía en 2016 como principal fuente de ingresos una pensión, contributiva o no contributiva. En el último año, el número de hogares compuestos por más de dos personas sustentados por jubilados o jubiladas ha disminuido sensiblemente. Sin embargo, no dejan de ser 714 mil hogares los que se encuentran en esta situación.

    Cada vez son más alarmantes los mensajes sobre las dificultades de mantenimiento del sistema público de pensiones. No deja de ser cierto que el aumento de la población mayor con pensiones cada vez mayores es una realidad que obliga a afrontar uno de los mayores retos existentes hoy en día en los Estados sociales. Es precisamente la financiación de las pensiones la que debe concentrar los esfuerzos para sostener el sistema de modo equitativo y justo. Asegurar un sistema de protección social sólido implica actuar sobre los ingresos. Desde CCOO se plantea una serie de propuestas para garantizar un “flujo de financiación adicional, estable, sostenido y suficiente”. Estas propuestas pasan por: aumento o destope de las bases máximas de cotización, el incremento de la base mínima de cotización, la conversión de la reducciones, “tarifas planas”, etc. en bonificaciones, la asunción por parte del estado de los gastos de administración de la Seguridad Social, la elevación de los tipos de cotización o la financiación de las pensiones de muerte y supervivencia con impuestos, entre otras. Más allá de las medidas concretas, es imprescindible reconocer que son muchas las políticas que entran en juego a la hora de sostener un sistema de protección pública garantista. Para ello, quedan márgenes amplios en los que actuar, desde la política fiscal, la política de empleo, la política social y de igualdad.

    https://andalucia.ccoo.es/noticia:308580--CCOO_Pensionistas_y_Jubilados_presenta_los_datos_del_observatorio_de_las_personas_mayores

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.