El modelo productivo valenciano condiciona a la baja las pensiones

  • Casi un millón de pensionistas del País Valenciano cobra 78 euros menos al mes que la media del Estado.

El 'Observatorio social de personas mayores' destaca el aumento de la población del tramo de personas mayores de 65 años, un segmento que supone casi un millón en el País Valenciano. CCOO denuncia el aumento del riesgo de pobreza e insta a actuar sobre las condiciones del empleo actual, para garantizar unas pensiones dignas presentes y futuras. En el País Valenciano, la pensión media de jubilación es de 1.039,80 euros, lo que supone un 8,6% menos que en el ámbito estatal.

11/07/2019.
Fernando Lezcano, Julián Gutiérrez, Ana Belén Montero y Dolores Nauffal, durante la presentación del 'Observatorio social de las personas mayores' en rueda de prensa.

Fernando Lezcano, Julián Gutiérrez, Ana Belén Montero y Dolores Nauffal, durante la presentación del 'Observatorio social de las personas mayores' en rueda de prensa.

CCOO PV ha presentado hoy el ‘Observatorio social de las personas mayores para un envejecimiento activo 2018’, un informe de ámbito nacional elaborado por la federación de Pensionistas de CCOO que recoge las condiciones económicas, sociales, de salud y de vida de las personas de más de 65 años.

De este análisis se desprende el aumento de este tramo de población: respecto a 2008, hoy existen 1,4 millones más de personas mayores de 65 años, un dato que se incrementará en las próximas décadas (se estima que en 2031 habrá 11,7 millones, que representarán el 25,6% de la población). Las mujeres tienen una esperanza de vida de 85 años y los hombres de 80. En el País Valenciano, casi un millón de personas tienen más de 65 años; la esperanza de vida para las mujeres es de 85 años y para los hombres de 79.

Para el secretario general de la federación de Pensionistas de CCOO, Julián Gutiérrez, es esencial poner en marcha políticas concretas que, sobre una base presupuestaria estable, combatan la exclusión social, la soledad, la enfermedad, la dependencia o el maltrato. “El sistema público de pensiones ha sido un elemento central para garantizar los recursos y las condiciones de vida, no solo de las personas jubiladas, sino también de sus familias”, ha señalado Gutiérrez, que ha destacado que en 2017, el 35,1% de los hogares tenía una pensión como principal fuente de ingresos.

En 2017, un 8,9% de la población de más de 65 se encontraba en riesgo de pobreza, más de dos puntos porcentuales con respecto al año anterior. Un 47% de las personas mayores manifiesta tener dificultades para llegar a fin de mes.

Dolores Nauffal, de la federación de Pensionistas de CCOO PV, ha destacado que solo un 40% de las personas mayores de 65 años en el País Valenciano valora de forma positiva su calidad de vida. “Esta percepción es peor en las mujeres y en las personas con menos ingresos”. Además, 219.000 personas viven solas en el País Valenciano, de ellas 159.000 son mujeres. “Ser mujer y con escasos recursos económicos supone ser más propensa a sufrir la soledad”.

Pensiones

La pensión media de jubilación en España, con datos de junio de 2019, es de 1.137,99 euros (712,19 euros de viudedad). En el País Valenciano, la pensión media de jubilación es de 1.039,80 euros, lo que supone un 8,6% menos que en el ámbito estatal. La pensión media autonómica de viudedad es de 670,63.

Si tenemos en cuenta la media del conjunto de pensiones, la secretaria de Política Social de CCOO PV, Ana Belén Montero, ha señalado que casi un millón de personas en el País Valenciano cobra 78 menos al mes que la media del Estado (913 euros frente a 991), “consecuencia de un modelo productivo con empleo de baja calidad, lo que supone una merma a los ingresos de la Seguridad Social”.

Por su parte, el secretario de Organización de CCOO, Fernando Lezcano, ha afirmado que en este nuevo ciclo político se tienen que recuperar los pilares de un Estado social. Por tanto, “el nuevo Gobierno ha de tener como prioridad una agenda social, construida con la participación de todas las fuerzas políticas, y que dé estabilidad a la legislatura”. Lezcano sitúa entre estas prioridades al empleo, tanto en la cantidad como en la calidad del mismo: “Si juntamos el volumen de desempleo y el deterioro de las condiciones salariales, tenemos la radiografía de las pensiones de este país”. Por tanto, la financiación del sistema público de pensiones requiere de “salarios dignos”.

Con relación a la congelación temporal de la revalorización de las pensiones al 0,25%, el dirigente de CCOO ha señalado la necesidad de acometer una reforma del sistema público de pensiones, que garantice pensiones dignas a lo largo de toda la vida e ingresos suficientes para la sostenibilidad del sistema público. “Hay que ir al foco del empleo y plantear que, si eso, junto a otras fuentes de financiación, no es suficiente, habrá que tirar de los impuestos para garantizar las pensiones”. Lezcano aboga por una reforma fiscal en clave redistributiva y progresiva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.