El Banco de España no apuesta por unas pensiones públicas, dignas y sostenibles

    CCOO, seguirá defendiendo un sistema de Pensiones totalmente público, y con Aportaciones Definidas provenientes del mundo del trabajo

    13/12/2019.
    Banco de España

    Banco de España

    Secretaría de Institucional y Protección Social

    Madrid, 11 de Diciembre de 2019

    El Banco de España en su informe sobre pensiones, presentado el pasado día 5 de Diciembre (1), realiza una serie de consideraciones y conclusiones, además de datos inexactos, que son dignos de responder, puesto que desarrollan opiniones y soluciones muy concatenadas con las realizadas por entidades financieras y aseguradoras (BBVA. UNESPA y FEDEA), es decir propagando y animando a potenciar planes de pensiones privados, dando por hecho que la actual financiación de las pensiones no tienen viabilidad, por su alto coste, y por el incremento demográfico de la población de pensionistas.

    En dicho informe, nos ofrecen datos con ausencia de rigor, bien por amnesia, o por falta de aplicación de datos actualizados, así, para decirnos cuál es la relación de las pensiones contributivas de ingresos y gastos con el PIB Nacional, dan unos datos correspondientes al año 2016, cuando existen datos correspondientes al 2018.

    Mientras el Banco de España, nos dice que al 2016:

    • Las cotizaciones para Pensiones Contributivas son un 9,2% sobre el PIB.
    • Los gastos para Pensiones Contributivas asciende a un 11% sobre el PIB.
    • No se cuantifican ni las cotizaciones, ni la de los gastos, y por supuesto tampoco cual es nuestro PIB, a esa fecha.

    En el Ministerio de Trabajo los datos al 2018:

    • Ingresos por cotizaciones Pensiones Contributivas asciende a 115.069,38 Millones €.
    • Gastos por Pensiones Contributivas 121.290,03 Millones €.

    Y en el INE (Instituto Nacional de Estadística al 2018:

    • La Renta Nacional Bruta asciende a 1.204.895,00 Millones de €

    El resultado con información a fecha del 2018, difiere considerablemente puesto que:

    • Sobre cotizaciones el porcentaje sobre el PIB, corresponde un 9,55%.
    • Mientras que en gastos por Pensiones Contributivas sobre el PIB, corresponde un 10,06%

    Es notorio que si se quiere hacer una comparativa de pensiones con el PIB, con esos dos años de divergencia se muestra una diferencia porcentual sustancial, máxime cuando se habla en miles de millones, porque los ingresos se incrementan en un 0,35%, y los gastos disminuyen en un 0,94%.

    En esta misma línea, no se han parado a comprobar un dato importantísimo, como es el siguiente:

    • Ingresos por cotizaciones a Pensiones Contributivas a Octubre de 2019= 102.110,45 Millones €.
    • Gastos por Pensiones Contributivas a Octubre 2019= 100.578,79 Millones €.

    A esta fecha se produce un saldo positivo de 1.531,66 Millones €, recordando que faltan tres pagas por liquidar (Noviembre, Extra y Diciembre), al igual que se comprueba la falta de tres meses por ingresar en cotizaciones (Octubre, Noviembre y Diciembre), si se tiene en cuenta que las liquidaciones a la Tesorería General se producen con un mes de retraso.

    Esta información es necesario apuntalarla, porque es muy posible que se produzca un superávit para el ejercicio del 2019, entre ingresos y gastos para PENSIONES CONTRIBUTIVAS, motivo de este debate, siendo esta una tendencia positiva, según la línea establecida con las propuestas de CCOO, como se está viendo con los mayores ingresos, a través del incremento de las bases máximas de cotización (aún insuficiente), como la repercusión en la subida del SMI (también insuficiente).

    El Banco de España plantea un cambio radical con las Cuentas Nocionales, con el fin de individualizar y rebajar las pensiones.

    Por otro lado, el informe apunta a la “Sostenibilidad financiera y Social del sistema de Pensiones, con un abanico de opciones disponibles para mejorar la capacidad financiera de las personas, tras la jubilación”, para luego continuar con “la contributividad, predictibilidad y transparencia” con el objetivo de hablarnos de las “Cuentas Nacionales” con las cuales, según su opinión “No eliminan la disyuntiva entre suficiencia y recursos necesarios, pero pueden reforzar la contributividad, y transparencia del sistema y favorecer la toma de decisiones individuales prudentes”.

    Y sobre estas propuestas son la que producen mayor inquietud, porque son proyectos y mensajes claros para favorecer a los planes de pensiones privados, y debilitar el sostenimiento y suficiencia de las pensiones públicas, reforzando así una máxima neoliberal, como es la individualización de la pensión a través de los Planes de Pensiones, con prestaciones provenientes del mundo del trabajo.

    La apuesta de CCOO, seguirá siendo de una pensiones públicas, con aportaciones definidas, donde al final de la vida laboral te computen las aportaciones realizadas (Actualmente de los últimos 25 años cotizados), con las se recoge la solidaridad intergeneracional, solidaridad entre cotizantes, garantías por ley para todos aquellos desempleados mayores de 52 años para cubrirles una renta mínima, además de la cotización a la Seguridad Social hasta la llegada a su jubilación. Elementos estos muy importantes y necesarios, ante una precariedad laboral cada vez más galopante.

    Mientras las Cuentas Nocionales, son contribuciones por prestaciones no definidas, con las que se crean una cuenta individualizada con la incorporación a la vida laboral, y en el momento de la jubilación se toma toda de cotizaciones en el trabajo, y se divide por el número de años que resten, según la esperanza de vida media en el país.

    Es decir, con este sistema se producen unos efectos perversos e insolidarios, de los que solo pueden salir beneficiados los empleos con cotizaciones más altas, y con una carrera profesional más larga. Sin embargo todos aquellos con carreras cortas o salarios precarios, se encontraran al albur de su esperanza de vida, a mayor esperanza mayor riesgo de quedarse sin pensión. No hay que olvidar que estas “Cuentas Nocionales” funcionan como los Planes de Pensiones Privados, es decir se acaba el fondo o la hucha, se acaban los ingresos.

    En definitiva, las recomendaciones del Banco de España en este punto en concreto, no producen otra cosa que no sea insolidaridad, recorte de pensiones e individualización de la pensión que solo beneficiaría a los salarios más altos con aportaciones altas, yendo a una precarización constante en el tiempo, teniendo muy en cuenta que este modelo no tienen revalorizaciones de ningún tipo.

    Existen diferencias conceptuales y de funcionamiento entre las pensiones con Aportaciones Definidas y las de Prestaciones no Definidas.

    Con las primeras (Aportaciones Definidas), como son el caso de las pensiones públicas de este país, se aporta unas cantidades en función del salario y categoría, que da como resultado conforme a los años cotizados, establecido en estos momentos en un mínimo de 15 años, en una pensión constante hasta el fallecimiento, teniendo como salvedad poder seguir cobrándola la viuda o el viudo, sin que el resultante exceda de la pensión máxima establecida. Además hay que tener en cuenta que estas son revisables anualmente conforme al IPC, hasta el momento, sin que por ello no pueda el Gobierno de turno hacer cambios que, como desgraciadamente ocurrió con la Reforma de Pensiones de Rajoy en el año 2013 (PP), o la de Zapatero (PSOE) con la congelación del año 2010. Teniendo otra singularidad con este modelo, como son los casos de pensiones que se establecen por debajo de la pensión mínima, que tienen la opción, de solicitar un complemento a mínimos para alcanzar la pensión mínima establecida, según lo fijado en el Art.59 de la Ley General de la Seguridad Social.

    Con las segundas (Prestaciones no Definidas=Cuentas Nocionales), que sería el modelo al que hace referencia el Banco de España, se producen a través de los Planes de Pensiones Privados, o en algunos Planes de Pensiones de Empleo, con este tipo de prestaciones se cobra una pensión acorde con lo contribuido durante toda la vida laboral, y el resultado de la suma de esas aportaciones se dividirá, por la diferencia de años desde la fecha de jubilación hasta lo establecido según la esperanza de vida media del país, el resultado será la pensión que se establezca. No teniendo en cuenta revisiones anuales, ni tampoco que pasaría con todos aquellas personas que se queden en desempleo de larga duración o próximas a la jubilación, además de no asegurar al pensionista lo que necesita para vivir en el presente, ni tampoco de su futuro, en caso de un agotamiento de su pensión.

    CCOO, seguirá defendiendo un sistema de Pensiones totalmente público, y con Aportaciones Definidas provenientes del mundo del trabajo.

    Desde CCOO, seguiremos defendiendo un sistema totalmente público, que sea solidario, sostenible e intergeneracional, provenientes de las Aportaciones Definidas por la productividad de los/las trabajadores/as en las empresas, y con las cuales se garanticen unas pensiones dignas, y sin riesgos de tener incertidumbres en función de parámetros no controlables como son la esperanza de vida (En España junto a Japón se encuentra la mayor esperanza de vida mundial). O una vida laboral escasa, y con cotizaciones paupérrimas consecuencia de salarios precarios.

    No cabe duda que un cambio de esta envergadura, afectaría a todos/as aquellos/as nuevos pensionistas, que en el supuesto de cambiarse las reglas de juego, entrasen en la jubilación. Por tanto es muy necesario explicarles a todos y todas actualmente en activo, nuestro modelo público, y nuestras propuestas.

    Por ello, desde CCOO venimos proponiendo medidas alternativas a la sostenibilidad del modelo público de pensiones, que están en consonancia con una financiación ajustada para el presente, pero muy especialmente para el futuro.

    • Incremento de las bases máximas de cotización. (Impacto +7.500 Millones)
    • Política de creación de empleo con salarios dignos. (Impacto +15.000 Millones)
    • Asunción por parte del Estado de los gastos de administración de la Seguridad Social. (Impacto +3.800 Millones)
    • Conversión de tarifas planas y reducciones de cuotas a empresas, en bonificaciones financiadas por el Ministerio de Trabajo. (Impacto +1.800 Millones).
    • Equiparación de la bases de cotización del Régimen de Autónomos con el Régimen General. (Impacto +7.000 Millones)
    • Con ingresos procedentes de los Impuestos Generales, en la cuantía que fuera necesaria en cada momento. (Impacto +19.000 Millones).
    • Así como en lucha contra economía sumergida. (Impacto +6.300 Millones).

    Madrid, 11 de Diciembre de 2019

    (1) https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/IntervencionesPublicas/DirectoresGenerales/economia/Arc/Fic/arce051219.pdf

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.